Dinámicas Terapéuticas TAI ©

Las Dinámicas Terapéuticas TAI ©️

-Resguardadas en Registro de Propiedad Intelectual-

Ellas son el resultado y expresión viva de la fusión de todo mi recorrido académico y digo Viva ya que han tomado la acción de un organismo vivo, su plasticidad todavía nos siguen enseñando y marcando el rumbo. No sólo no son estáticas sino que se moldean perfectamente para cada caso único y en su particularidad. Ellas han volcado en Método TAI su plasticidad infinita de manera que funciona interdisciplinariamente a la perfección.

Las Dinámicas Terapéuticas TAI ©️ son en concreto un cluster de ejercicios cada uno con su propia estructura cual reflejo de la verdadera funcionalidad y composición del Ser.
No son lineales, son un multi universo cada una generando una red cuántica entre todas. Esto impacta en quien las vivencia a niveles poco alcanzables para la mente lineal.
Por ende son exquisitas y dispuestas a combinarse entre sí manifestando entonces una comunidad de destino única para cada persona y momento preciso.
Pueden utilizarse de forma unicista también lo cual mantiene intacta su eficacia tal como operando en conjunto.

El valioso conocimiento de este resultado de más de 11 años de recorrido es accesible únicamente para quienes logran ingresar como alumnado en las formaciones.
Al igual que la mutación de las mismas es accesible para quienes contínuen su perfeccionamiento en Método TAI

La maravillosa experiencia de vivienciarlas es accesible a todo quien se atreva a sanarse a sí mismo tanto en un marco individual como grupal.

Un terapeuta en Método TAI aprehende a activar lo que llamo Pensamiento en Esfera propiciando así un avance de impacto y en breve tiempo en toda persona que acuda a su acompañamiento.

Desde esta actitud frente a aquella primer consultante que confió en mí en el año 2008 con cariño resguardo en mi memoria su nombre y apellido acompañado de su rostro es que fueron tomando forma.

¿Qué es ser «terapeuta»?

El terapeuta es alguien profundamente instruido en las herramientas de índole elegida para acompañar a las personas en sus procesos de autosanación. Es un facilitador de nuevos y mejores caminos como acompañante de su recorrido a todo aquél que acuda en su asistencia.
¿Cómo es facilitador y no «hacedor» de esos nuevos caminos? La respuesta es simple: nadie puede vivir los procesos del otro, ni resolverle sus asuntos. El verdadero terapeuta FACILITA al consultante que éste mismo sea hacedor de sus propio recorrido, aún así esto sólo sucede con la labor en equipo puesto que no hay terapeuta sin consultante y viceversa. Por esto es menester asumir que quienes acuden a nuestra asistencia en realidad son las personas que nosotros necesitamos, por ello nunca fue de utilidad ubicarse «en el saber» en cambio toda la productividad se halla en «el acompañar» dado que el saber de sí mismo lo posee enteramente quien consulta y nos lo mostrará sólo si estamos aptos (en todos nuestros cuerpos) para acompañar a medida que se corre el velo de ese saber que trae la persona que nos hará evolucionar y sanar como pocos: quien nos consulta….