¿Qué es la Terapia Floral?

 

En esta oportunidad ampliaré en otra de las técnicas que forman parte de mi Método T.A.I. (Técnicas Integrales de Autoconocimiento), la Terapia Floral. Es un dispositivo natural que equilibra emociones y pensamientos a través de la ingesta de esencias de flores, estas se obtienen a través de sus pétalos en proceso de hervor y posterior conserva en brandy, de cuya esencia madre se obtiene la dilución que luego se utiliza para el armado de las fórmulas florales (como se denominan).

El creador de esta Terapia fue el Dr. Edward Bach en la década del 30. Quien fue médico, inmunólogo, patólogo y filósofo. Su Fundación sigue en vigencia con sede original (la que fue su casa) en Inglaterra. El fundamento de Bach fue que la enfermedad no es orgánica en su origen, sino que las causas las generamos nosotros mismos según nuestra calidad de vida: propios paradigmas mentales y emocionales que afectan directamente en el cuerpo físico. Enfocándose así en tratar directamente las causas a través de la comprensión de CÓMO vivimos lo que vivimos, y esa unicidad en cada Ser se aborda (según el Sistema Floral de Bach) en 38 variedades de flores que representan los estados emocionales y mentales posibles en el ser humano pudiendo así respondernos el PARA QUÉ estamos viviendo lo que estamos viviendo.
Bach dejó un legado así de total conciencia de nuestra responsabilidad por la forma de vida que elegimos a cada momento vivir, y la posibilidad de corregirnos a través de la toma de flores. Y así en el mundo entero comenzó un movimiento que al día de hoy se traduce en la existencia de cientos de sistemas de Esencias Vibracionales (no sólo florales) que no sólo tratan las emociones y pensamientos sino el plano energético-espiritual.
En mi Método T.A.I. los Sistemas Florales que utilizo son:
Bach
Bush Australiano
Orquídeas Andinas (del Machu Pichu)
California
Cada uno posee características únicas en su tipo que fusionándolos adecuadamente permiten la vivencia de resultados reales. Es importante que se comprenda que no tienen efectos nocivos las esencias florales, simplemente si la fórmula no se desarrolla correctamente no hay efectos.
Comparto entonces un pasaje del libro original del Dr. Bach que es la base de todas las técnicas complementarias (o erróneamente llamadas alternativas) que existen hoy en día:

“Para entender la naturaleza de la enfermedad hay que conocer ciertas verdades fundamentales. La primera de ellas es que el hombre tiene un Alma que es su Ser Real, un Ser Divino, Poderoso, Hijo del Creador de todas las cosas, del cual el cuerpo, aunque templo terrenal de esa Alma es un reflejo de esta. […] Lo que conocemos como enfermedad es la etapa terminal de un desorden mucho más profundo, y para asegurarse un éxito completo en el tratamiento, es evidente que tratando sólo el resultado final no se logrará una eficacia total, a no ser que se suprima TAMBIÉN la causa básica. […] Las primeras enfermedades reales del hombre son defectos como el orgullo, la crueldad, el odio, el egoísmo, la ignorancia, la inestabilidad, la codicia, es adverso a la Unidad
Así pues, vemos que en la enfermedad no hay nada de tipo accidental, ni en su tipo ni en la parte del cuerpo a que afecte; como todos los resultados de la energía obedece a la Ley de Causa y Efecto”

– Extracto del libro LA CURACIÓN POR LAS FLORES. Dr. Edward Bach